10 tesoros del Vaticano

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasArte,Italia,Recomendaciones

Podría apostar que si estás planificando tu viaje a Roma, has incluído, al menos, un día de visita al Vaticano. ¿Y cómo no? Hay tanto por ver en sus museos, la basílica, la plaza y alrededores que un día quizá sea poco. Nosotros hemos ido dos veces, la primera vez quedé anonadado, la segunda… también. En ambas entramos a los museos, la gran diferencia de nuestras dos visitas es que en la primera fuimos un día miércoles de Enero, sin tanta gente, al año siguiente fuimos por segunda vez un día domingo gratis (el último domingo de cada mes lo es), nos ahorramos los 16 euros de entrada cada uno pero, dada la aglomeración de gente, creo que no lo disfruté tanto como la primera. De todas formas guardo enorme recuerdos de ambas y en este post indicaré mis 10 tesoros imperdibles, de los cuales 3 están fuera de los museos y, por ende no se necesita tener entrada para observarlos. Quiero señalar, además, que ésta es una lista totalmente personal, así que el orden y las obras que aparecen en ella son en base a una apreciación netamente subjetiva, aunque estoy seguro que más de alguno coincidirá conmigo, sobre todo en los primeros lugares. Espero que les sirva como referencia para cuando estén de visita.

Aquí empieza mi top 10:


 10.- Batalla del Puente Milvio

Es un fresco enorme del pintor Giulio Romano (alumno de Rafael) del siglo XVI, se encuentra en la sala de Constantino al interior de los museos y trata sobre la batalla entre éste y Majencio librada en el año 312 d.C. La primera vez que lo vi me llamó mucho la atención su tamaño (ya que ocupa un muro completo) y la gran cantidad de detalles. En la imagen se puede observar cómo, en medio del fragor del combate, los ángeles guian a Constantino (portando la cruz) quien se hizo vencedor de la batalla, demostrando también, a modo simbólico, la victoria del cristianismo sobre lo pagano.


 9.- Arno, divinidad fluvial

Ubicado en el patio Octógono se halla esta estatua de Arno el dios del río. Fechado entre los años 170 y 180 d.C en la época de Adriano. Es de estilo helenístico, muy propio a aquel periodo, ya que se sabe que este emperador fue muy viajero y visitó distintas provincias romanas durante su mandato, además de tener una fascinación por la cultura griega. Del montón de estatuas que hay en los museos del Vaticano, ésta me gustó mucho, en especial, por el detalle del relieve de la base el cual muestra finamente una batalla entre Griegos y Amazonas. Así también es realmente impresionante lo bien lograda que está la barba del dios semiacostado.


 8.-Busto de Pericles

Hay muchos bustos y hermas en estos museos, eso sí hay uno que, para todo aquel que haya abierto alguna vez en su vida un libro escolar de historia no pasa desapercibido, ya que es típico que aparezca una foto de él. Cuando lo vi por primera vez fue tal mi emoción que no me recuerdo haber sacado otra foto con tanto entusiasmo. Me refiero al herma romano del gobernante griego Pericles, el del famoso siglo de oro. Es una copia de mármol del siglo IV a.C. de la estatua de bronce que hizo el escultor Cresilas en el siglo V a.C. Se encuentra en un costado de la sala Redonda.


 7.-Obelisco Egipcio

Cuando estuvimos en Egipto vine a saber que la ciudad con más obeliscos egipcios del mundo es Roma. Pues bien hay uno en medio de la plaza de San Pedro. Para algunos investigadores tiene más de 4000 años y fue traído por el emperador Calígula en el año 37 d.C. Fue puesto en primera instancia en el circo de Nerón. Varios cientos de años más tarde en el S.XVI fue trasladado hasta su actual ubicación bajo órdenes del papa Sixto V. Quizá, al no tener tantos detalles como otros obeliscos, no sea tan llamativo, sin embargo sorprende que en medio de la sede de la Fe Católica haya una estructura pagana.


 6.-Baldaquino

Esta magnífica estructura de bronce del siglo S.XVII fue creada por el polímata Gian Lorenzo Bernini (para algunos el sucesor de Miguel Ángel). Se halla al interior de la basílica y su ubicación no es al azar, ya que se supone que está situado sobre la tumba de San Pedro, quien fue, además, el primer papa de la iglesia católica y tanto si eres religioso católico o no, de todas formas es sobrecogedor observarlo, es bellísimo. Quiero agregar que Bernini también se encargó de la construcción de la plaza de San Pedro entre muchas otras importantes obras.


 5.-Atinoo

Esta escultura es específicamente un Osiris-Antinoo del S.II d.C. Es uno de los grandes atractivos de la parte egipcia de los museos del Vaticano y, con sus 2,41m de altura y belleza, es difícil no desviar la mirada a él. Con la visita a los museos he aprendido muchas cosas, fue así como descubrí al enigmático personaje llamado Antinoo quien fuera el preferido del emperador Adriano. Se sabe que, tras la muerte del joven amante en las aguas del Nilo, el emperador enalteció su figura y esto derivó a que se le rindiera culto como divinidad, asociándolo a Osiris.


 4.-La Piedad

Una de las obras icónicas del polímata Miguel Ángel. Se halla al interior de la basílica de San Pedro, entrando al costado derecho. Fue hecha de mármol a fines del S.XV y presenta la particularidad de estar grabada con el nombre de su autor, un asunto totalmente innovador para la época. Trata sobre la virgen María sosteniendo el cuerpo inerte de Jesús. Sin mucho buscar en internet puedes encontrar grandes interpretaciones sobre la armonía de esta obra, la luz, la expresiones y un largo etcétera. A mí lo que me impresionó cuando la vi fueron los pliegues de la túnica de la virgen. En mi opinión, realmente hay que ser un maestro para lograr esos pliegues en una escultura, sea ésta de mármol u otro.


 3.-Bóveda de la Capilla Sixtina

No podía estar fuera del top 3. Eso sí, para ser coherente con el listado quizá debí señalar solamente a la “creación de Adán” la obra más famosa de la capilla, no obstante quiero referirme a la bóveda completa, ya que todos los frescos en ella son espectaculares. Desafortunadamente no está “permitido” sacar fotos en esta parte, sin embargo creo que un alto porcentaje de los que la visitan se llevan consigo más de una foto sacada desapercibidamente. Antiguamente se le llamaba capella magna, más tarde tomó su nombre del papa Sixto IV quien ordenó su restauración. Poco después, otro papa, Julio II, mandó a Miguel Ángel pintar sus paredes y techos transformándola en una obra maestra.


2.-Laocoonte

Es una de las estatuas más impresionantes que he visto. Además tiene un significado especial para mí porque, antes de verla, ya me fascinaba el mito de Laocoonte y todo lo relacionado a la guerra de Troya.  Esta obra está hecha de mármol y data del siglo I a.C. Se puede apreciar la angustia de Laocoonte al ser devorado junto a sus hijos por designios divinos. Se encuentra en el patio Octógono de los museos del Vaticano. Si quieres saber más sobre este mito te recomiendo leer la Eneida de Virgilio.


 1.-Escuela de Atenas

Desde mucho antes de ir a Roma, ya había leído sobre esta famosa obra de Rafael Sanzio, ya que muestra representativamente a los filósofos, matemáticos y científicos más destacados de la época clásica. Cuando la vi por primera vez me tomé todo el tiempo del mundo en observarla, para mí era cumplir un sueño. Abarca todo un muro del palacio apostólico al interior de los museos del Vaticano en la parte conocida como las estancias de Rafael. Fue hecha a comienzos del S.XVI. Destacan Aristóteles y Platón al medio.


Extra: Si bien es cierto no son una obra, quiero agregar unas palabras a todo un atractivo turístico del Vaticano, me refiero al ejército más pequeño del mundo: la guardia Suiza. Tiene ese nombre debido a su origen mercenario. Hablo del S.XVI, en ese entonces el papa Luis XVI contrató a un grupo de militares suizos para defenderlo. Hasta el día de hoy se les puede ver con un pintoresco traje portando sendas alabardas.

Como dije  este es un listado personal sobre los tesoros del Vaticano, ahora si tú consideras que hay alguno que no haya tomado en cuenta y debería estar en el top 10 no dudes en comentarlo, así también cualquier duda u opinión.

 ¿Quieres ver más FOTOS? Revisa estos álbumes:

Vaticano

Roma

 Un pequeño video de la sala Redonda de Museo del Vaticano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *