Bangkok en 6 días

Pubicado en2 comentariosCategoríasItinerarios,Tailandia

Hace mucho tiempo que teníamos la intención de visitar la zona denominada sudeste-asiático  y pensamos qué mejor que llegar a través de la capital de Tailandia. Bangkok es una ciudad muy interesante, a nuestros ojos combina, a ratos, ese desorden cautivador de las calles de Delhi pero con la limpieza y modernidad de ciudades como Beijing.

Nuestra primera impresión sobre la gente que allí vive fue de lo mejor, pues nos encontramos con personas amables y muy cooperadoras. Y es que, dada la gran cantidad de turistas de distintas nacionalidades con las que uno se anda topando por las calles, es fácil concluir que los nacionales estén tan acostumbrados a interactuar con todo tipo de gente. De esta forma cuando preguntábamos algo, si no nos contestaban en inglés los tailandeses se las arreglaban con señas y paciencia para darnos una respuesta, demostrando una eficacia asombrosa.

También quiero señalar que su sistema de transporte es muy limpio, cómodo y seguro y que, al parecer, Tailandia es un país muy religioso, se puede observar cómo hay una gran cantidad de personas que asisten a los wat (templos) budistas, aunque no es de extrañar encontrarse con un número no menor de musulmanes e hindúes.

En este itinerario de 6 días hay que considerar que uno de ellos lo destinamos a visitar la ciudad de Ayutthaya, la antigua capital del reino de Siam.

Día 1: Recorriendo el centro

Tras llegar la noche anterior desde Hong Kong en un vuelo que duró 5 horas, nos hospedamos en un hotel que queda cerca del metro Petchanburi y a pasos de skytrain Makkasan (el cual llega directo al aeropuerto Suvarnabhumi). Nos levantamos temprano para dirigirnos hacia uno de los más importantes atractivos turísticos de la ciudad, el Wat Saket conocido en inglés como Golden Montain. Un templo que queda en una colina del que se puede obtener una vista privilegiada de la ciudad.

Para llegar a él tomamos el metro hasta Hua Lamphong (la última estación de la línea), después caminamos mucho pues queda lejos. Durante nuestro andar visitamos el wat Traimit, otro templo espectacular que guarda en su interior una estatua de buda hecha de oro macizo.

A unos metros del wat Tramir, y siguiendo nuestro rumbo hacia wat Saket, pasamos por entremedio de Chinatown, un lugar muy interesante. Caminando por sus diferentes calles nos encontramos con vendedores de fruta, verduras y comida al paso. Aquí también probamos por primera vez el durian, un fruto muy peculiar.

Al cabo de un par de horas de visita en el Golden Montain nos devolvimos en bote por un canal, fue una experiencia muy entretenida y nuestro primer contacto con uno de los transportes públicos más usados por la gente local.

Nos bajamos de la embarcación cerca de la estación Chit Lom para, desde allí, caminar hasta el Lumphini park. Pasamos la tarde en dicho parque viendo cómo los tailandeses hacen deporte.


Día 2: Los imperdibles de Bangkok

Esta jornada visitamos la zona más turística de Bangkok, el distrito Phra Nakhon -aquí se halla la famosa calle Khao San, popular entre los mochileros-. Primero tomamos el metro otra vez hasta Hua Lamphon y desde allí un taxi que nos dejó frente del Wat Phra Kaew o mejor conocido como el Gran Palacio.

Dentro del palacio pasamos toda la mañana. No es muy grande pero sí posee muchos detalles (mis favoritos fueron las pinturas con escenas del Ramakien que están en los muros que bordean los patios interiores).

Asimismo el Gran Palacio es especialmente conocido por albergar la estatua del imporantísimo Buda de Esmeralda en una de sus salas, pero lamentablemente no estaba permitido tomarle fotos.

Más tarde visitamos cerca de allí otro imperdible, el Wat Pho con su buda reclinado, y sin alejarnos mucho pasamos la tarde en el museo Nacional, poseedor de muchas estatuas y reliquias de los distintos periodos de la historia tailandesa.

Terminamos el día cenando a orillas del río Chao Phraya.


Día 3: El antiguo reino de Siam

Salimos muy temprano hacia nuestra estación de metro favorita Hua Lhampon en donde se encuentra la estación de trenes del mismo nombre. Tomamos el tren local que dura dos horas hasta Ayutthaya (Aquí te contamos cómo llegar por tu cuenta más otras recomendaciones).

En esta ciudad observamos innumerables ruinas y templos antiquísimos del periodo del reino de Siam, todo lleno de estatuas de buda (varias de ellas decapitadas), estupas tailandesas y enormes estructuras hechas de ladrillo.

Es una visita muy recomendada y fácil de realizar desde Bangkok.


Día 4: Recorriendo Thonburi

Esta vez tomamos el Skytrain (haciendo cambio en la estación de metro Si Lom) hasta Saphan Taksin para abordar la embarcación (un transporte muy usado por la gente local) que para en distintos pier (muelles) del río Chao Phraya.

Una de las paradas es la del famoso Wat Arun (templo del amanecer). Desafortunadamente durante nuestra estadía éste estaba lleno de andamios, pero de todas formas es un templo muy bonito ya que, como es usual en los wat tailandeses, contiene muchos detalles y esculturas. Además fue nuestra puerta de entrada a Thonburi, barrio más antiguo y ex-capital (la otro orilla del Chao Phraya). Recorriendo sus alrededores vimos algunas estatuas de reyes en los parques, una mezquita y muchos memoriales.

Nos devolvimos en taxi hasta el otro lado del río pasando por el puente Rama VIII, para tener una tarde de comparación de precios empezando en el exclusivo Asiatique y finalizando el día en el popular mercado de Chatuchak. Ambos son lugares típicos para comprar souvenirs pero con una diferencia de precios abismal.


Día 5: Visitando Dusit y un mercado Flotante

No nos podíamos despedir de esta ciudad sin antes visitar un mercado flotante. Nosotros decidimos ir a uno no tan turístico, ubicado cerca del centro de Bangkok, el mercado flotante de Taling Chan.

Para llegar a él tomamos un taxi desde la estación de metro Phaya Thai (aquí te decimos cómo llegar). Allí, además de comer y observar cómo preparaban los alimentos en los botes, tomamos una embarcación que nos hizo un pequeño recorrido por los canales de Thonburi. Pudimos ver más de un par de veces al cocodrilo tailandés mientras navegábamos, pero era muy escurridizo como para dejarse fotografiar.

Durante la tarde visitamos el barrio de Dusit. En esta parte se hallan un parque y edificios de estilo Europeo.


Día 6: Templos y compras

Teníamos un vuelo en la tarde hacia Siemriep, sin embargo alcanzamos a visitar durante la mañana una mezquita y el templo hindú, ambos centros religiosos se encuentran a medio camino entre las estaciones Chong Nonsi y Surasak.

Después tomamos el metro para ir a la casa Jim Thompson, ubicada a pocos pasos de la estación National Stadium. Un lugar que, a modo de museo, muestra la colección privada del famoso comerciante de seda del silgo XX.

Finalizamos nuestra estadía haciendo algunas compras, muy cerca de allí, en la zona comercial de Siam Center, lugar donde aprovechamos de observar el muy concurrido Santuario Erawan en un esquina.


¿Quieres ver más FOTOS de esta ciudad? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK

¡Hola! somos Fran y Paul, una pareja de profesores amantes de los viajes y la diversidad cultural. Llevamos 10 años juntos conociendo diferentes ciudades del Mundo. Si te gustó lo que hemos escrito, siéntete libre de compartirlo siempre y cuando no alteres su contenido. También te invitamos a seguirnos en todas las RRSS como @pasaportedual

2 comentarios en “Bangkok en 6 días”

  1. Hola. Me gustó tu contenido, gracias por escribir.
    Sin embargo, no estoy deacuerdo con que beijing sea limpio 😅 me parecio muy sucio y caótico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *