Egipto en 8 días

Pubicado en2 comentariosCategoríasEgipto,Itinerarios

Llevábamos un largo tiempo organizando rutas para visitar países en el Mediterráneo y en esa planificación teníamos en la mira pasar por Egipto y conocer, al menos, el Cairo.

Después de mucho indagar viendo traslados y conexiones, nos dimos cuenta que nos salía más conveniente contratar un crucero por el río Nilo que ir viajando de ciudad en ciudad por nuestra cuenta, principalmente porque podíamos ver “mucho” en diferentes sitios alejados y por un tema de seguridad pues el país se encontraba, en ese entonces, en una situación política un tanto inestable (año 2013).

De todas formas, y aunque no es nuestra costumbre, debo admitir que contratar un tour para el caso de Egipto resultó ser, en conclusión, una experiencia muy cómoda y eficiente. No obstante nos quedó la sensación de no haber “saboreado” como es debido por haber abarcado tanto en tan poco tiempo.
Aquí cuento el itinerario que hicimos desde Luxor hasta Asuan en crucero para finalizar en el Cairo, 8 días señalando los lugares turísticos que vimos en cada jornada, sin detenerme mucho en detalles ya que, para ello, haré otros post en un futuro no tan lejano con opiniones, recomendaciones y otros.


Día 1: Un viaje Largo

Arribamos a el Cairo desde Barcelona una tarde de Enero, inmediatamente después tomamos otro avión hasta Luxor, en donde nos recogieron para subirnos al crucero a dejar nuestro equipaje. Cenamos y nos dormimos lo antes posible ya que las excursiones el próximo día empezaban a las 7am.


Día 2: Luxor y alrededores

Sin duda el más agotador del viaje. Vimos e hicimos mucho. Partimos temprano visitando el bellísimo templo de la Faraona Hatshepsut, con sus espectaculares pilares de piedra caliza y estatuas de Osiris (leer más sobre este lugar).

Después fuimos al valle de los Reyes, sitio que aloja varias tumbas de faraones famosos, entre ellos Tutankamon, Thutmose III y varios Ramseses (los más importantes deben ser Ramses II, el IX y el XI, pero puede que haya quien discrepe). Lamentablemente en las tumbas no se permite tomar fotos.

Más tarde llegamos a ver los templos de Luxor y de Karnak, ubicados en pleno centro de la ciudad, muy cerca uno del otro. Este último es un complejo enorme que destaca por su monumental sala hipóstila, la que parece un laberinto o bosque de columnas. En él me hubiese encantado pasar un par de horas más pero el tour debía continuar.

El templo de Luxor es antiquísimo (tiene unos 3500 años), llama la atención su fachada con las enormes estatuas de Ramses II sentado y un obelisco (originalmente eran dos obeliscos, pero uno fue trasladado a la plaza de la Concordia de Paris).

Para acabar la jornada nos llevaron a conocer, en un viaje de una hora en bus aproximadamente, dos grandes estatuas impresionantes llamadas Colosos de Memnon.


Día 3: Edfu

Mientras descansábamos, la gran lancha iba navegando en dirección al Sur por el río Nilo, así que al despertar ya nos encontrábamos atrancados en la ribera de la ciudad de Edfu.

Tras un genial desayuno, nos montaron en una calesa (especie de carroza tirada por un caballo) que nos llevó al templo de Edfu, un recinto en honor a Horus -el dios halcón-. Cabe señalar que es una construcción de la época ptolemaica, es decir que fue hecho en el periodo helenístico de Egipto, o sea hace poco más de 2000 años atrás, pero unos miles de años más joven que los templos en Luxor.

Al cabo de un par de horas de recorrido por el centro de la ciudad, nos embarcamos de nuevo para seguir nuestro viaje hacia el Sur.


Día 4: Kom Ombo

Seguimos navegando hasta llegar a Kom Ombo pero antes, durante el viaje, tuvimos la oportunidad de observar un hermoso ocaso en el río Nilo desde la cubierta del barco.

En Kom Ombo paramos algunas horas para ver su templo, también ptolemaico, dedicado en gran parte a Sobek -el dios cocodrilo-.

Nos pareció formidable poder apreciar sus bien conservados jeroglíficos, varios de ellos aún mantienen parte de los colores originales.

Al cruzar el templo terminamos entrando a un tipo de museo contiguo al recinto que mostraba el proceso de disecado de cocodrilos paso a paso.

Más tarde, en el barco, participamos de una entretenida fiesta en donde todos los asistentes debían vestir una shilaba (túnica tradicional).


Día 5: Aswan

Llegamos hasta Asuan -o Aswan- la ciudad más meridional que visitamos de Egipto. En ella hay una gran variedad de sitios turísticos interesantes. Resaltaré el templo de File, el obelisco inacabado y el museo del pueblo nubio.

Nosotros aprovechamos, además, de disfrutar un paseo en faluca (pequeño bote tirado a vela) por el Nilo, fuimos a la gran represa y caminamos por la ciudad.

Al anochecer nos llevaron a un bazar (mercado), allí regateamos, tomamos té y fumamos tabaco con manzana en las tradicionales shishas narguiles (pipas gigantes) dentro de un local lleno de hombres que se divertían jugando ajedrez o viendo la vida pasar por el bazar.


Día 6: Pueblo Nubio

Esta segunda jornada en Asuan teníamos la opción de ir por el día más al Sur hasta Abu Simbel, pero nosotros preferimos ir a recorrer, montados en dromedario, un pueblo de etnia Nubia.

Partimos conociendo su escuela, allí pudimos indagar un tanto en su sistema educativo y además aprendimos un poco de caligrafía árabe. Al salir de ella tuvimos tiempo para pasear por las calles del poblado, ver su mercado y tomar té en una casa tradicional (aquí te contamos más sobre los Nubios).

Mientras navegábamos de vuelta a Aswan por el río Nilo logramos avistar a lo lejos la hermosa tumba del sultán Aga Khan.

Ya en la tarde tomamos el vuelo hacia el Cairo.


Día 7: Centro y barrio Copto

Habiendo dormido en el Cairo, nos levantamos temprano para ir al Museo Egipcio, poseedor de muchos tesoros, el más importante es la máscara de Tutankamon.

Para nuestra mala fortuna en el museo, y como en otros lugares, cuando fuimos no estaba permitido tomar fotos en su interior. Así también, como íbamos en tour pasamos tan solo un par de horas en él, lo que me decepcionó profundamente. Recomiendo recorrerlo en mucho más tiempo, sin duda lo amerita.

Cerca del museo miramos a la distancia la emblemática plaza Tahrir, que es conocida por la revolución de la primavera árabe. En ese momento estaba tomada y acordonada con alambres de púas por campamentos de protestantes.

Después fuimos a explorar la ciudadela de Saladino con su bellísima mezquita de alabastro, una de las edificaciones más impresionantes que vimos en todo el viaje. Es fácil reconocerla pues se puede observar desde muchas partes de la ciudad dado a que sobresale por estar ubicada en la cima de la ciudadela. Desde ella se obtiene una magnífica vista panorámica del Cairo.

Finalizamos el día en el barrio Copto, ingresando a la Sinagoga y a muchas iglesias importantísimas para los cristianos. En una de ellas se halla una cripta en donde se afirma que se refugió la “familia sagrada” durante su paso por Egipto (leer más sobre el barrio Copto).


Día 8: Maravillas del Mundo

Nos levantamos muy emocionados porque comenzaríamos visitando Giza, lugar donde están las estructuras más famosas del país: Las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos.

Si bien es cierto que no son las más antiguas (la de Saqqara se lleva ese título) sí son las más grandes. Situada en la misma explanada se halla la gran Esfinge. No está de más decir que, al ser un sitio tan turístico, aquí nos encontramos con una gran cantidad de vendedores ambulantes, oferta de paseos en dromedario, guías informales y un largo etcétera.

Antes de volver al hotel hicimos una parada breve para entrar al bazar antiguo de la ciudad llamado Al Khalili.

Tras almorzar, teníamos tiempo libre antes de tomar el vuelo nocturno de retorno a Europa, así que, por nuestra cuenta, cogimos un taxi para alcanzar a visitar Memphis con su museo al aire libre y la pirámide de Saqqara.

Fue un panorama fenomenal ya que en Memphis pudimos ver una estatua colosal de Ramses II junto a muchos otros monumentos y en el complejo de Saqqara nos deleitamos con la pirámide escalonada del faraón Zoser, la más antigua del mundo. Algunos atribuyen su construcción al polímata Immhotep, una especie de Da Vinci de la época faraónica.


¿Quieres ver más FOTOS de estas ciudades? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK

¡Hola! somos Fran y Paul, una pareja de profesores amantes de los viajes y la diversidad cultural. Llevamos 10 años juntos conociendo diferentes ciudades del Mundo. Si te gustó lo que hemos escrito, siéntete libre de compartirlo siempre y cuando no alteres su contenido. También te invitamos a seguirnos en todas las RRSS como @pasaportedual

2 comentarios en “Egipto en 8 días”

  1. Ir a Egipto en tour es un auténtico rollo. Tiempo limitado, visitas express y encorsetadas, y todos los puntos de interés atestados de turistas. Si has viajado un poco y eres avispado, ir a Egipto por tu cuenta no es complicado y merece muchísimo la pena. País increíble con un patrimonio sin igual

    1. Estamos de acuerdo con lo que nos comentas. Éste ha sido el resumen de nuestra primera visita a Egipto y sé que fue express, eso sí disfruté mucho el minicrucero por el río Nilo, fue muy lindo ir navegando entre ciudades y muy cómodo.

      Te cuento que estamos preparando una próxima visita a Egipto y queremos realizarla completamente por nuestra cuenta. Esperamos para entonces escribir un segundo itinerario “por libre” de cada ciudad y dejar éste como el itinerario de tour. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *