Festival Setsubun de Japón

Pubicado enDeja un comentarioCategoríasCuriosidades,Japón

Durante el mes de Febrero en Japón se realiza el Setsubun, una festividad que celebra el inicio de la primavera según el calendario lunar japonés.

¿De qué se trata?

El elemento principales de esta tradición es el ahuyentamiento de los malos espíritus llamados Oni (demonio japonés) antes del cambio de estación. Antiguamente eso se hacía quemando cabezas de pescado y madera al ruido de tambores. Hoy es algo distinto.

Nuestra experiencia

A nosotros nos tocó vivir la experiencia del Setsubun en la ciudad de Kamakura. Una localidad que queda a menos de una hora desde Tokio en tren (nos trasladamos allí usando nuestro fabuloso JRpass). Al llegar a la estación de trenes comenzamos a caminar en dirección al templo Engaku-ji, fue allí donde vimos las primeras personas portando bolsas con granos de soya en sus manos.

Pasando la puerta principal de dicho templo -llamada San mon- observamos que todas las estatuas de los patios estaban decoradas con lienzos rojos (en reemplazo a los antiguos pescados que ya mencioné). Alrededor del edificio central, Shari-den, la multitud se estaba reuniendo para ver la actividad que iba a comenzar.

Partió con un grupo de ancianos tocando música y un bailarín que manejaba una marioneta en forma de “demonio” con la que asustaba a la gente, en especial a los niños pequeños, los padres de éstos contribuían con el show dándole gritos al demonio mientras, camufladamente, se reían de sus hijos.

Luego desde el templo Butsunichi-an, aparecieron unos monjes vestidos de marrón oscuro que, acompañados de civiles vestidos con colores llamativos, se subieron al escenario portando cajas con muchos paquetes de granos de soya.

Primero bendijeron los granos y realizaron una oración por el año entrante (cosa que sólo entendimos gracias a que un visitante japonés nos lo explicó muy amablemente en inglés). Tras la bendición comenzó el rito llamado mame-maki, el cual consiste en lanzar los paquetes de soya a la multitud mientras se repite la frase ¡fuera los oni!, ¡venga la fortuna! Nos explicaron que originalmente se arrojaban los granos a una persona que llevaba una máscara de oni, o bien en el interior de las casas para espantar los malos espíritus.

Lo que nosotros presenciamos fue que los paquetes eran arrojados completos a la multitud mientras ésta se lanzaba para agarrarlos, ¡todo un espectáculo! Niños, mujeres, hombres, ancianos y turistas se amontonaban para coger la mayor cantidad de granos. En ese momento nos pareció muy gracioso y extraño, pero luego entenderíamos qué pasaba.

Un lugareño se acercó para contarnos que la tradición manda a recoger los granos bedecidos y comer, al menos, el número que corresponde a la edad de cada uno, todo ello para iniciar un buen periodo y atraer la buena suerte. Esto explica el porqué los más ancianos eran los más frenéticos por obtener la mayor cantidad de paquetes, llegando a lanzarse al suelo indecorosamente.


Recomendación: Si quieres disfrutar de esta experiencia recuerda revisar las fechas de las festividades a inicios de Febrero en el templo Engaku-ji de Kamakura (porque cambian con el calendario lunar). Otra opción, pero con más turistas, son las festividades en el templo de Senso-ji y el templo Ikegami Honmonji ambos localizados en la ciudad de Tokio.


¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *