Florencia en 3 días

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasItalia,Itinerarios

Cuando comenzamos nuestro viaje teníamos planeado visitar media docena de ciudades en Italia. Después de llegar en avión a Roma y pasar unos formidables días allí, tomamos un tren desde la estación Termini hasta Florencia –Firenze en italiano- que demoró aprox. 2 hrs.

Como cuna del Renacimiento, teníamos amplias expectativas de esta ciudad y con agrado te cuento que las cumple con creces. Es una maravilla, se pueden observar puentes bellísimos que cruzan el río Arno, basílicas monumentales y, como era de esperar, está lleno de estatuas y pinturas de autores famosísimos.

Estuvimos alojados 3 días allí. Destinamos 2 de ellos completos para ver la ciudad y uno en medio para conocer Pisa con su famosa torre inclinada, una visita súper recomendada desde Florencia.


Día 1: Zona central

Desde el hostal, ubicado a pasos de la estación de trenes, caminamos por vía Faenza hasta la Basílica de San Lorenzo y Capilla de los Medicis, luego seguimos hasta la Piazza del Duomo, allí nos maravillamos observando las pinturas de Brunellesco que hay en su interior.

Al lado del Duomo vimos el Campanario de Giotto y el Battistero di San Giovanni, en este lugar aprovechamos de fotografiar las llamativas Puertas del Paraíso.

Tras dar varias vueltas por la plaza central tomamos la vía Roma para llegar a la Plaza de la República en donde descansamos un rato junto a un buen cappuccino y un cantucci (biscocho de almendras).

Más tarde seguimos por la vía Calimala hasta llegar al Mercado Nuevo junto a la Fontana del Porcellino (Jabalí de Bronce) que según cuenta la tradición, hay que frotar su hocico e introducir una moneda en su boca para la buena suerte. Recorrimos un rato los pasillos del mercado viendo los puestos con los típicos souvenirs y gastronomía variada.

Finalmente fuimos a un imperdible de la ciudad: la Piazza della Signoria, aquí pudimos apreciar tanto arcos góticos como renacentistas. Asimismo te comento que en este lugar se hallan varias estatuas famosas en una especia de galería al aire libre, me refiero a la Loggia dei Lanzi. A un costado de la plaza está el Palacio Vecchio el cual merece, al menos, un par de horas de visita.


Día 2: Pisa por el día

El segundo día lo usamos para hacer una salida cercana, fuimos a la conocida ciudad de Pisa. Para eso tomamos el tren Italia que, por menos de 10 euros, nos conectó ambas ciudades de centro a centro en un viaje de una hora aproximadamente.

Al llegar a la ciudad natal de Galileo Galilei y bajar de la Estación Central de trenes, caminamos derecho por la calle Francesco Crispi, pasando por la Plaza Victorio Emannuel II, hasta cruzar el río Arno. Luego, tomamos la calle Santa María para llegar al Duomo, allí hicimos ingreso al Baptisterio, al cementerio y a la famosa Torre de Pisa. La caminata total nos tomó unos 30 minutos.

De vuelta a la estación, doblamos por diferentes calles, lo cual nos permitió apreciar otras partes de la ciudad. Recomendamos comprar previamente los billetes de regreso, así podrás calcular mejor los tiempos de visita.


Día 3: Más allá del centro

Partimos temprano caminando rumbo a la Piazzale degli Uffizi (muy cerca del palacio Vecchio) para comprar las entradas a la famosa Galería Uffizi. En su interior pasamos casi 4 horas contemplando grandes obras maestras de artistas como Botticelli, Lippi, Pollaiuolo, entre otros.

Después de almorzar unos panino lampredotto (pan con carne y salsa verde) al paso, nos dirigimos hacia el sorprendente Ponte Vecchio para cruzar hasta el Palacio Pitti y los Jardines de Boboli. Aquí nos perdimos por las calles menos turísticas y aprovechamos para tomar algo caliente en uno de los tantos cafés que hay esparcidos en la zona. Fue una experiencia bien agradable puesto que vimos el genuino ir y venir de los florentinos.

Volviendo al borde del río llegamos a la Puerta de San Nicolás, lugar que conecta con la Rampa Giuseppe di Poggi. Siguiendo derecho por ella fuimos a parar a la Plaza de Miguel Ángel desde donde se puede ver el atardecer caer sobre los techos naranjos de la ciudad. Nosotros subimos a pie, una caminata agotadora que puede ser un tanto difícil para algunos. Después averiguamos que hay un servicio de autobuses  Nº 22 y 23 que llegan hasta la cima.

Terminamos el día visitando dos iglesias: la de Santa María Novella y la Iglesia de Santa Grocce, en esta última se hallan las tumbas de Galileo Galilei, Maquiavelo y Miguel Ángel. Recomendamos revisar los horarios pues cierra temprano.

Muy cerca de ahí cenamos una pizzas y suplí encontrándonos con la agradable sorpresa que, en el local que elegimos, el precio marcado en el menú incluía el servicio y los impuestos (pane e coperto). Un asunto un tanto inusual en Italia.


¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *