Frutas de Tailandia

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasCuriosidades,Tailandia

Si has visitado Tailandia de seguro estarás de acuerdo con nosotros sobre lo maravilloso que resulta recorrer sus monumentos, templos, museos y, en especial, sus mercados.

Cuando estuvimos en este país muchas de nuestras horas las dedicamos a deambular por las calles para impregnarnos de la cultura local y de todo lo que vimos te cuento que una de las cosas que más nos fascinó fue recorrer los mercados pues estaban repletos de colores, flores, artesanía, amuletos religiosos y comida.

Pues bien, en este post hemos querido compartir información sobre las 4 frutas que más nos llamaron la atención durante nuestra estadía. Las fotos fueron tomadas principalmente en el mercado flotante de Taling Chan y en los puestos de comida callejera en Bangkok. Te recomendamos no perder la oportunidad de probar estas delicias si estás de paso por el sudeste-asiático.


1. Pitaya

También conocida como keo mangkon y en castellano como «fruta del dragón». Es un cactus con un color de piel que va desde el amarillo al rosado, aunque creo que lo más llamativo es su forma, a mi juicio particularmente bella. Su pulpa es blanca y contiene semillas negras.

Nos tocó verlo muchísimo en los puestos callejeros, cortado en trozos o hecho batidos pero, pese a ser una de las delicias más populares, a nosotros su sabor no nos encantó. También lo vimos cuando estuvimos en otros países de la zona como Camboya y China.


2. Longkong

También conocido como longan, es una pequeña fruta con una piel muy gruesa de color amarillo o marrón. Crece en racimos y es frecuente verla en muchos mercados tailandeses. Tiene un gusto muy dulce cuando está lista para comer.

Se puede consumir como fruta o en preparaciones azucaradas como jugos y pasteles. A nosotros nos sorprendió agradablemente cuando la probamos mezclada en un pollo al curry.


3. Ngo

También la puedes hallar con el nombre rambutan. Es una fruta tropical que crece en racimos. Su piel es rojiza y está cubierta por espinas suaves. Su pulpa es blanca y jugosa.

El gusto es variable, puede ser dulce y algo ácida a la vez. Nosotros no tuvimos mucha suerte pues cada vez que la probamos en su estado natural nos pareció muy ácida pero, cuando la consumimos en otras preparaciones como batidos, jugos y postres la encontramos súper rica. Es importante saber que su semilla interior es venenosa, así que no te la comas sino te causará problemas estomacales.


4. Durian

La joya de esta lista. Es una de las frutas más comunes en los mercados del país. Es difícil no reconocerla pues en la entrada de hoteles, metro y trenes hay carteles que prohíben su consumo y/o porte, ya que es una fruta que se caracteriza por su fuerte olor el cual se impregna en la ropa y demora muchas horas en quitarse (dicen que huele a cebolla podrida).

Su consumo es controversial porque para algunos es una delicia (quizá por su cremosidad) mientras que para otros es repugnante. Los tailandeses normalmente consumen el durian de manera fresca, en helados, jugos y/o en caramelos. A nosotros no nos gustó ni en su forma natural ni procesada en dulces. Se puede encontrar en Tailandia y otros países de la región como Malasia e Indonesia.


¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *