Hong Kong en 4 días

Pubicado enDeja un comentarioCategoríasHong Kong,Itinerarios

La península e islas de Hong Kong son en conjunto una zona con una administración especial de China. Es por ello que, además de poseer su propia moneda, las costumbres y estilo de vida de sus habitantes hacen que se diferencie notoriamente de su vecino comunista.

Así también consideramos interesante saber que este lugar del mapa fue colonia Británica hasta hace no mucho (año `96) y eso se percibe en la arquitectura de algunos barrios, especialmente en aquellos destinados al sector financiero.

¿Qué ver en Hong Kong?

Nosotros visitamos esta región autónoma en 5 días, aunque aquí te contaré lo qué hicimos en 4 de éstos, con las distintas atracciones que alcanzamos a ver de los distritos Kwoloon, isla Lantau e isla Hong-Kong. El quinto día visitamos Disneyland y eso es post aparte.


Día 1: Kowloon y la bahía Victoria

Nos hospedamos cerca de la estación de metro Jordan, lo que considero fue una excelente decisión pues quedamos a pasos de algunas de los principales sitios de interés.

Tras dejar las maletas caminamos por la avenida principal llamada Nathan road en dirección al puerto. Durante nuestro andar visitamos la avenida de los «comics» y la Mezquita con el parque Kowloon, que curiosamente tiene flamencos en un lago interior. Seguimos derecho por la misma calle hasta llegar al Clock Tower. Cerca de allí hay muchos lugares para comer.

Después de almorzar disfrutamos un helado paseando por la hermosa Tsim sha tsui promenade hasta llegar a la avenida de las estrellas. Allí nos fotografiamos con algunas estatuas de actores famosos, como la de Bruce Lee, antes de parar en la orilla de la bahía para observar a la distancia los imponentes edificios del otro lado de la bahía. Hay que estar atento porque aquí también anda deambulando un barco tradicional a vela llamado Junco, el cual es, sin dudas, una de las íconos más fotografiados de la ciudad.

Ya de noche, desde la misma bahía, apreciamos el imperdible espectáculo de luz y sonido llamado symphony of light (leer más sobre sinfonía de luces)


Día 2: Isla Lantau y mercados

Esta jornada nos levantamos tempranísimo para visitar la isla Lantau, famosa por alojar a Tian Tan, la estatua más grande de Buda hecha de bronce del Mundo. Para llegar allí tomamos el metro hasta la estación Tung Chung, saliendo de ella hay dos opciones: tomar el teleférico o subir la colina en el bus número 23. Nosotros hicimos esto último.

Más allá de la impresionante estatua, aquí también se puede visitar el monasterio Po Lin y caminar por el tradicional sendero de la sabiduría entremedio de sus enormes tablas de madera con inscripciones filosóficas.

Ya de vuelta en la tarde, saliendo del metro Mong Kok, fuimos a explorar tres mercados típicos que quedan muy cerca uno de otro. Estoy hablando del mercado flores, el de pájaros y el “gold fish”. En este último vimos cómo venden peces y tortugas en bolsas de plástico, ¡qué escalofriante!

Así también hay tiendas para los amantes del jardín. En este sitio probamos unas pelotas de pescado con curry y nuestros primeros dim sum, unas bolas de arroz con rellenos diversos que nos ofrecieron los vendedores de puestos de comida rápida (leer más sobre estos mercados).


Día 3: Templos y monasterios

Este día fue cien por ciento dedicado a los templos. Primero compramos un boleto de metro diario que nos permitió realizar viajes ilimitados (es caro así que mejor planificar).

Partimos visitando el templo de los ten thousand buddhas. Está localizado sobre una colina y la caminata para llegar a él está flanqueada por, como te imaginarás, muchas estatuas de buda doradas.

Ya en la cima pudimos apreciar estatuas de diversos tamaños y colores, además de ingresar a los diferentes edificios que conforman el templo, entre ellos una pagoda.

Después fuimos al popular templo Wong tai Sin también conocido como Sik Sik, aquí nos topamos con una multitud de grandes proporciones que nos hizo sentir como extraterrestres más que como turistas.

Posteriormente nos dirigimos hacia el templo que más me gustó dentro de todos los que vimos durante nuestra estadía, su nombre es Chi Lin nunnery, destaco su hermoso parque que contrasta con los edificios modernos que lo rodean.


Día 4: Sur de Hong Kong

Este último día, antes de tomar un vuelo en la noche hacia Tailandia, nos concentramos en recorrer la isla de Victoria, la que es conocida por los locales simplemente como «Hong Kong«.

Primero tomamos un ferry que cruza la Bahía Victoria. Nosotros paramos en el Central pier, zona rodeada por un parque de entretenciones. Desde ese punto caminamos por la avenida Pedder, doblando por algunas calles al azar de tanto en tanto.

Dando vueltas por el distrito vimos la Torre del Banco de China, el Parque Victoria, la plaza de las estatuas hasta que dimos a parar en una atracción muy peculiar que, a mi juicio, no llama para nada la atención, me refiero a las escaleras mecánicas “Escalator”.

Desde allí bajamos a pie por Queen´s road hasta el templo Man Mo. Dentro de él hay muchas estatuas pequeñas y lámparas envueltas con el humo del incienso que van dejando los asistentes.

Fuera del monasterio nos dimos cuenta que había varios locales de comida rápida y de artesanías. Un sitio excelente para comprar souvenirs.

Antes de tomar el ferry de vuelta, paramos un rato en el parque Hong Kong, un lugar formidable para contemplar peces, tortugas y familias locales disfrutando del día.


¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *