Jaisalmer en 3 días

Pubicado enDeja un comentarioCategoríasIndia,Itinerarios

Siguiendo nuestro recorrido por diferentes lugares del estado de Rajastán, en el Noroeste de India, llegamos a esta hermosa ciudad localizada en medio del desierto del Thar y a pocos kilómetros con el borde de Pakistán.

Partiré contándote que, si bien Jaisalmer presenta varias similitudes con otras ciudades de la zona como por ejemplo el hecho de poseer una fortificación en altura, lo que la hace especial es sin duda su color, un dorado intenso que a ratos da la sensación de estar pensada para camuflar sus edificios con el árido entorno.

Revisa también el resumen de nuestro viaje de 21 días en India

En este post te contamos lo que vimos e hicimos hospedándonos 3 días en esta ciudad-oasis.


Día 1: Visitando las tumbas y el lago

Después de un largo viaje desde Jodhpur, apenas nos instalamos en el hotel cogimos un taxi para que nos llevara a Bada Bagh, los cenotafios reales ubicados a las afueras de la ciudad.

Combinado con el árido entorno fue sobrecogedor caminar entremedio de estas construcciones funerarias para presenciar el ocaso en el desierto.

Aunque no éramos los únicos, nos acompañaban una pareja de recién casados y muchos cuervos que, curiosamente, parece que les encantaba posarse sobre las cúpulas de los cenotafios.

Tras el ocaso, ya de vuelta en la ciudad, visitamos el diminuto lago Gadsisar, una especie de oasis para esta zona. Aquí vimos pequeñas tiendas con souvenirs, embarcaciones y algunas construcciones interesantes como la torre Badal Vilas, además contemplamos los bellísimos muros y puertas de arenisca que rodean el lago.


Día 2: Templos y desierto

Empezamos temprano caminando hasta el fuerte de la ciudad, una colosal construcción de mil años de antigüedad que se caracteriza por albergar una serie de templos de religión Jainista en su interior. Visitamos algunos de éstos, experiencia que nos sirvió para ahondar más aún en la diversidad religiosa del país.

Durante la tarde realizamos una excursión que habíamos arreglado previamente en el hotel: un safari en dromedario por el desierto del Thar que nos dejó en una pequeña localidad llamada Kury village. Allí pudimos apreciar un poco de la cotidianidad de la gente que vive en pleno desierto.

Durante el camino por las dunas tuvimos suerte al toparnos con parte de la fauna de la zona. Me gustó mucho ver ciervos silvestres, pájaros y todo tipo de insectos.


Día 3: La ruta de los Palacios

Esta jornada la dedicamos a conocer a pie algunas de las grandes atracciones por la que es conocida esta ciudad, me refiero a los diversos havelis –palacetes indios-.

Hay varios de éstos esparcidos por toda la zona vieja, algunos aún son usados por familias enteras como residencias mientras que otros están dedicados netamente al turismo. Destaco de ellos los finos detalles escarbados en la piedra y la forma de sus balcones.

Dentro de los muchos que observamos nombraré el Salim Singh haveli, el Patwon Ki haveli y el Nathmalji haveli. Todos quedan a poca distancia unos de otros y merecen, al menos, un par de horas de visita.

Al día siguiente nos dirigimos hacia Mandawa, siguiendo la ruta de la seda.


¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *