Lisboa en 4 días

Pubicado en2 comentariosCategoríasItinerarios,Portugal

Queríamos visitar algunas ciudades de Europa y para ser sinceros, Lisboa no estaba dentro de nuestra lista. Apareció súbitamente mientras buscábamos vuelos para cruzar el Atlántico como la opción más barata. Así que, sin muchas expectativas, llegamos a la capital de Portugal simplemente con la idea de recorrer sus barrios.

Después de un día o dos de visita la verdad es que quedamos impresionados. En mi opinión Lisboa no tiene nada que envidiarle, turísticamente, a otras ciudades y es sin dudas un destino que recomiendo a todo aquel que esté de paso por el «viejo continente».

Aquí dejo el itinerario con lo que hicimos en 4 días de hospedaje, considerando que uno de ellos lo utilizamos para ir a ver los palacios de Sintra, un sitio turístico localizado a las afueras de la capital.


Día 1: Barrio Alto y Baixa

Era mediados de Enero cuando llegamos de madrugada en un vuelo desde Sao Paulo. La ciudad nos recibió con una llovizna que amainó con el paso de las horas.

Nos alojamos en el Barrio Baixa y tras dejar nuestras maletas, sin alejarnos mucho, recorrimos con gusto sus calles que serpentean de arriba a abajo. A todo esto quiero señalar que fue una tarea agotadora y me imagino que las personas locales deben tener una condición física envidable.

Lo primero que visitamos fue su catedral, mejor conocida como La Sé, una enorme construcción con casi mil años de historia. Su interior es muy interesante pues posee tumbas, arcos y un rosetón que guarda, en mi opinión, un cierto parecido con el de la catedral de Notre Dame de Paris.

Al salir de ella nos dirigimos caminando hasta la Plaça do Comercio que queda llegando al estuario del Tajo.

Una vez allí apreciamos la estatua de José I y el imponente arco que conecta con la rua Augusta. Avanzamos derecho por esta rua tomándonos nuestro tiempo para observar las Plaça dos RestauradoresPlaça da Figueira y Plaça Rossio. En cada una íbamos parando para tomar fotos a sus fuentes de agua, estatuas y monumentos.

Terminamos el día yendo al Elevador de Santa Justa para, una vez arriba, ingresar al museo del Convento gótico do Carmo. Desde sus alturas obtuvimos una privilegiada vista de la plaza Rossio.


Día 2: Los opuestos barrios Belém y Alfama

Con una jornada más soleada que la anterior, tomamos nuestro primer tram con dirección a Belém, un barrio famoso por concentrar una gran cantidad de atractivos turísticos y por los pasteles de nata.

Aquí, además de su icónica torre de Belem, se puede visitar el planetario, el museo de Marina, el Palacio de Belém, el Puente Vasco da Gama, el Monumento a los Descubrimientos, plaça do Imperio, el Museo Nacional de Arqueología y el Monasterio dos Jeronimos. Todos estos sitios de interés están ubicados muy cerca unos de otros.

Lo que más me gustó fue el monasterio de los Jeronimos. Tanto su interior como su fachada son realmente espectaculares, lleno de detalles y decoraciones. Asimismos te cuento que, además de presentar una arquitectura maravillosa (de estilo manuelino), en él se halla la tumba de Vasco da Gama.

Después de probar los fabulosos pasteles de nata nos devolvimos en tram hasta el Barrio Alfama. Allí visitamos la iglesia de Nossa señora dos Remedios y la de Sao Miguel.

Más tarde nos entretuvimos un par de horas caminando por las encantadoras callejuelas adoquinadas del sector de Santa Cruz hasta llegar al Castelo Sao Jorge, una construcción militar de estilo morisco erigida en una posición estratégica sobre la colina. El ticket de entrada te permite transitar por sus muros, almenas y torres.

Finalizamos el día presenciando Lisboa desde las alturas del mirador de Santa Luzía.


Día 3: Sintra por el día

Muy temprano tomamos un tren desde la popular estación Rossio hacia la localidad de Sintra. Una encantadora villa famosa por poseer palacetes y castillos.

Aquí pasamos un día completo subiendo la colina visitando la mayoría de los atractivos de la ciudad. Los palacios y castillos que vimos fueron: el castelo da Mouros, el Palacio da Pena, el Convento dos Capuchos, Monserrate y el palacio nacional de Sintra con sus características chimeneas gigantes. Para cada uno se paga entrada aparte.

Probablemente el más llamativo de todos es el colorido Palacio da Pena, extravagante edificio que combina múltiples estilos arquitectónicos. Con su bella y singular forma no me extraña que haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad.

Eso sí el que más me gustó fue el Castelo da Mouros. Desde sus torres se puede obtener una vista inigualable de la ciudad.

También quiero destacar que nos topamos con una hermosa fuente morisca, llamada en volta do Duche, ubicada al inicio del sendero que lleva a la cima de la colina.


Día 4: Barrio Estrela

Último día. Exploramos los barrios Alta y Estrela. Comenzamos subiendo las interminables escaleras del metro Baixa-Chiado. Al salir de éste visitamos la iglesia sao Roque, y otra vez vimos el mirador del elevador de santa Justa, con la rua da Trindade y el mítico café Brasileira de la plaça Luís de Camoes. Recuerdo que aquí, como curiosidad, presenciamos una protesta de trabajadores.

Se caracteriza este barrio por ser una zona con bares, restaurantes y casas para escuchar Fado. Un detalle muy bonito que nos llamó la atención fue es ver que todo el suelo estaba adoquinado.

Tras almorzar nos despedimos de Lisboa disfrutando un licor de oporto en uno de los variados locales que rodean la plaça do Comercio antes de tomar nuestro vuelo de vuelta.


¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

2 comentarios en “Lisboa en 4 días”

  1. Hola Paul espero que te encuentres bien¡
    Te cuento que ya regresé de mi viaje por Europa y pase por Portugal y tal como me habías aconsejado salió muy bien¡
    La verdad no me imaginaba que Lisboa tuviera una riqueza artística, cultural y turística como lo que presencie. Me moví completamente usando el transporte público y conocí bastante, el Distrito de Belem es una verdadera belleza, sin mencionar los museos y monumentos que hay alrededor.
    Una visita que realmente me gusto fue subir el Arco Rua Augusta de Plaza de Comercio es muy hermoso poder ver el rio Tajo desde esta vista.
    De todo corazón quiero darte las gracias por los consejos pues me sirvieron bastante. Gracias mil¡
    Tu amigo de Guatemala

    Oscar Paz

    1. Hola Oscar! Que grato leer tu mensaje y saber que nuestros consejos y opiniones te sirvieron de ayuda. De verdad que nos pone muy contentos tus palabras.
      Además excelente dato el que nos compartes sobre tus impresiones al subir el Arco (nosotros no lo hicimos, quedará pendiente para una próxima visita), me imagino que las vistas desde las alturas del Arco hacia el Tajo y la rua Augusta debieron haber sido maravillosas.

      Un gran saludo, seguimos en contacto.
      Paul.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *