Londres en 5 días

Pubicado en3 comentariosCategoríasInglaterra,Itinerarios

Probablemente mucha gente coincida conmigo cuando digo que Londres es una ciudad tremendamente entretenida, hay panorama para todos los gustos.

Nosotros cada vez que hemos estado en Europa hemos pasado al menos un par de días allí y es que, además, sus aeropuertos tienen muy buena conectividad no sólo con el “viejo continente”, sino con el Mundo en general.

Es por ello que cada vez que alguien me ha preguntado “¿Qué destino recomiendas para alguien que va a ir a Europa?” sin vacilar he respondido: Londres. Ventajas las hay por montón, el metro -o underground– es de fácil uso y llega a prácticamente todos lados; los parques son fenomenales; si te gusta la historia y el arte hay muchísimos museos, la gran mayoría de éstos gratuitos; y al ser una ciudad tan cosmopolita puedes encontrar variedad en todo, desde la comida hasta la entretención nocturna.

La primera vez que estuvimos allí recorrimos la ciudad en 4 días, más uno entremedio para ir a Stonehenge y Bath. Aquí te contamos nuestro itinerario señalando lo que vimos en cada jornada.

Día 1: The City y Soho

Llegamos desde París en tren a través del Eurotúnel, tomándolo en Garde du Nord hasta Victoria Station. No fue tan barato pero sí muy cómodo dado que es un trayecto que prácticamente va desde el centro de París hasta el centro de Londres.

Lo primero que hicimos fue comprar un pase ilimitado de metro (oyster card) y tras dejar nuestro equipaje en el hostal que teníamos reservado, en el barrio de Ealing, abordamos otra vez el metro hacia Piccadilly Circus.

Saliendo de Piccadilly tomamos la calle Shaftesbury para explorar Chinatown (un excelente sitio para almorzar) y la zona llamada Soho hasta llegar a Charing Cross.

Posteriormente pasamos un rato viendo famosos cuadros en la galería Nacional ubicada frente a Trafalgar square, plaza conocida por poseer una enorme columna en honor a un héroe de guerra, el almirante Nelson.

Ya casi de noche, caminamos unos pocos minutos hacia la estación Westminster, lugar emblemático en donde divisamos a la distancia un par de íconos de la ciudad desde la orilla del puente, me refiero al parlamento con su Big Ben y el london Eye.


Día 2: The City y Westminster

Tomamos el metro, muy temprano, hacia el barrio de City Hall. En ese sitio admiramos el famosísimo puente y la torre de Londres. Más tarde, caminamos desde allí por la orilla del río Támesis hasta llegar a la altura de la catedral de San Pablo.

Pasamos un par de horas después recorriendo el excelente museo de Londres, ubicado una cuadra al Norte de la catedral. Al salir tomamos el metro Barbican hacía la estación Green Park.

Cruzamos el parque que le da el nombre a dicha estación de metro para ver el palacio de Buckingham con sus monumentos. Aquí también tuvimos suerte de observar a algunos guardias haciendo relevos y un par de bellísimas carrozas entrando y saliendo del palacio.

Al cabo de una par de horas dando vueltas por la zona, nos dirigimos a pie hasta el espectacular parque Saint James, encontrándonos con muchas ardillas que se asomaban para pedir comida a los turistas.

Saliendo del parque, siguiendo las indicaciones del mapa turístico que teníamos a mano, dimos a parar frente a la abadía de Westminster. De esta forma pudimos apreciar con algo de luz de día el parlamento y sus alrededores antes de devolvernos exhaustos al hostal.


Día 3: Ruinas megalíticas y termas romanas

Tomamos un tour que habíamos agendado previamente por internet que incluía traslado desde Victoria station hasta la ciudad de Bath, parando en el camino para ver las riunas megalíticas de Stonehenge, famoso complejo arqueológico del neolítico.

En Bath nos llevaron al atractivo turístico más destacado de la ciudad, las termas romanas las que, hasta el día de hoy, fluyen de manera natural.

Apenas salir de las termas algo que me gustó mucho del tour fue que nos dieron toda la tarde libre para recorrer por nuestra cuenta la ciudad, así que con agrado deambulamos por sus parques y calles apreciando en detalle la arquitectura georgiana.

Cruzamos el puente Pulteney y nos tomamos todo el tiempo que quisimos para ver la abadía.

Ahora, si lo tuyo es viajar por libre, como dato te cuento que a Stonehege hemos ido más de una vez, la segunda fue por nuestra cuenta pasando por la ciudad Salisbury (aquí te decimos cómo).


Día 4: Museos gratuitos

Esta fue una jornada de museos. Comenzamos tomando el metro rumbo a la estación Hyde Park. Desde allí vimos el imponente arco de Wellington que está justo cruzando la calle en la esquina del Green park.

Nosotros caminamos en dirección opuesta hacia el magnífico lago Serpentine localizado en el interior del Hyde park. Aquí nos sorprendió la gran cantidad de animales, en especial aves, que nos topamos en sus inmediaciones.

Bordeando dicho lago llegamos hasta la salida del parque que estábamos buscado, la que conecta con el Royal Albert Hall, lugar donde se halla el Albert memorial, un conjunto de esculturas imperdible de la zona.

Bajamos caminando por la calle Exhibition road para llegar al primer museo del día (y uno de mis favoritos): el Victoria and Albert museum, poseedor de una nutrida colección de pinturas, estatuas y artefacto de distintas culturas y épocas históricas.

Frente a éste se encuentran otros dos importantes museos, el de historia Natural y el de Ciencias. Ambos, a mi juicio, merecen al menos un par de horas de visita.


Día 5: Un templo hindú y un par de clásicos

Partimos el día yendo a un templo hindú que queda un tanto alejado del centro de Londres, pero que creo que vale la pena, es bellísimo, se llama Shri Swaminarayan mandir (aquí te contamos cómo llegar). En él se pueden observar, tanto en la fachada como el interior, los característicos detalles que adornan los típicos mandir –templos hindús- que hay en India.

Al volver al centro no podíamos despedirnos de la ciudad sin ver el museo Británico. Como curiosidad te cuento que siempre que hemos estado en Londres hemos ido a este museo y en cada una de nuestras visitas nos hemos encontrado con cosas nuevas ya que van abriendo y restaurando salas a cada momento (más adelante haré un post específico sobre este museo).

Pero antes de ingresar almorzamos en un famoso punto de encuentro cercano al museo llamado Covent Garden. Allí presenciamos artistas callejeros cantando ópera y otros haciendo shows de malabares o circo, un lugar que ofrece excelentes panoramas familiares o para citas.


¿Quieres ver más FOTOS de esta ciudad? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK

3 comentarios en “Londres en 5 días”

  1. Pienso lo mismo…. me encantó como relataste de manera sencilla dichos lugares….Londres y en general Inglaterra es un lugar que tiene de todo … No deben perderse de vivir la experiencia de conocerlo. X eso regresare nuevamente ….

    1. Gracias por tu comentario. Con mi novia nos ha encantado escribir estos post cortos con lo que hemos hecho a modo de resumen. Más adelante tendremos entradas con recomendaciones más específicas. Saludos y cuando vayas de nuevo a Londres espero que nos comentes qué tal te fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *