Siem Reap en 3 días

Pubicado en2 comentariosCategoríasCamboya,Itinerarios

Para recorrer el conjunto de templos más grande del Mundo, conocido como Angkor, lo más frecuente es hospedar en Siem Reap, Camboya. Has de saber que hay mucho por ver, así que consideramos que no basta con visitarlo en una sola jornada, sin embargo puedes encontrar entradas de 1, 3 y 7 días.

En nuestro caso dedicamos tres días completos a recorrer sus atractivos por medio de tuk-tuk y a pie, aunque nos dimos cuenta que muchos visitantes realizaban los circuitos en bicicleta. Nosotros no tomamos esa alternativa pues pensamos que hacía mucho calor para andar pedalendo en medio de un complejo que tiene una extensión de 27 kilómetros. Ahora si lo tuyo no es hacer ejercicio pero quieres explorar por tu cuenta, otra opción muy popular entre los turistas es arrendar motos por el día.

¿Qué ver en Siem Reap?

Aquí te contamos sobre las atracciones que vimos en 3 días hospedándonos. Cabe señalar que la mayoría de hoteles y tour-operadores ya tienen rutas establecidas, dentro de éstas destacan «el circuito pequeño«, «el circuito grande«, «visita a Banteay Srey» y «Roluos group«. De esta forma, cuando regateas con un conductor de tuk-tuk puedes indicar qué ruta quieres hacer ese día nombrando el circuito y éste te va a entender y sabrá a dónde llevarte.


Día 1: El circuito pequeño de Angkor

Tras llegar la noche anterior y hospedarnos cerca del Mercado Nocturno, cogimos un tuk-tuk para comenzar viendo los atractivos del «circuito pequeño«, el que incluye en el templo más conocido de todos: Angkor Wat (ver imperdibles), una hermosa edificación milenaria dedicada al dios hindú Visnú (representado en una estatua).

Como dato arquitectónico el diseño de las torres se asemejan a flores de loto cerradas, solo con verlo desde lejos creo que vale la pena un viaje a Camboya. Explorando sus interiores, mucho del tiempo lo dedicamos a contemplar los muros, ya que están repletos de bellísimas decoraciones y detalles en altorelieves. Al salir, nuestro conductor nos llevó a ver Prasat Kravan, pequeña construcción de color arena.

Después de almorzar recorrimos las ruinas de Banteay Kdei, allí encontramos excelentes lugares para tomarnos fotos entre medio de la frondosa vegetación, la que se mezcla armoniosamente con las ruinas.

Más tarde visitamos uno de los imperdibles de la zona, el templo Ta Prohm, un lugar que destaca por poseer un famoso árbol que creció fusionándose con la construcción tras el paso del tiempo.

Terminamos el día observando el enorme edificio Ta Keo, subiendo hasta la cima de éste (una tarea agoradora). Desde las alturas pudimos obtener una vista espectacular de la selva.

Emprendiendo el retorno al hostal, nos detuvimos para admirar brevemente los detalles de los edificios Thommanom y Chau Say Thevada ubicados uno frente al otro. Exhaustos, nos devolvimos cruzando por la Puerta de la Victoria (east gate).


Día 2: Bayon y Angkor Thom

Esta segunda jornada realizamos el «circuito grande«, un panorama que contempla una gran variedad de sitios. Comenzamos en el mítico templo Bayon, conocido por sus múltiples caras de piedra. Está ubicado en el centro de «Angkor Thom» (no confundir con Angkor Wat).

Aquí también es imperdible visitar Baphuon, la terraza de los elefantes y el palacio real con los edificios en forma de pirámides escalonadas. El que más me gustó se llama Phimeanakas. Ya en la tarde fuimos a Preah Khan que, al igual que otros templos, está rodeado de vegetación con árboles que nacen desde las paredes.

Siguiendo la ruta, llegamos hasta una construcción peculiar en medio de un pequeño lago artificial llamada Neak Pean, del cual se asoman esculturas de nagas (serpientes) en medio del agua.

Más tarde, poco antes de cruzar el río Seam Reap, visitamos el templo Ta Som, localizado previo a Mebon Oriental. Este último se caracteriza por poseer estatuas de elefantes en sus esquinas.

Ya íbamos camino de vuelta cuando paramos un rato para explorar el enorme complejo Pre Rup.


Día 3: Más allá de Angkor

Nuestro último día decidimos ir a visitar una zona más alejada (aprox. 40 km al Norte). Allí vimos un templo que se transformó en mi favorito de Camboya, me refiero a Banteay Srey, un pequeño conjunto de edificios construidos de arenisca roja, dedicados al dios Shiva.

Además del color particular de sus edificios, los altorelieves y detalles son espectaculares y están muy bien conservados pese a tener mil años de antigüedad. También sorprenden sus estatuas en forma de mono con expansiones en las orejas.

De retorno en Siem Reap visitamos el mercado Psar Chaa y la zona francesa, allí nos dedicamos a caminar por las calles para ver las tiendas de recuerdos, además es una zona con excelentes restaurantes y bares.

En la noche nos dimos varias vueltas por el mercado nocturno, lugar donde vimos muchas personas tomando un masaje, turistas con sus pies sumergidos en estanques con agua para que los peces comieran su piel muerta, vendedores callejeros, carros con brochetas de insectos y músicos. A la mañana siguiente tomamos un vuelo a Tailandia.


¿Quieres ver más fotos? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

2 comentarios en “Siem Reap en 3 días”

    1. Hola Luis. Los precios en Camboya son súper baratos, en comparación a otros países de la zona y ni que hablar con Europa o EEUU. Debes considerar que en la ciudad de Siem Reap se maneja el dólar americano, así que no hay necesidad de cambiar rieles camboyanos. Para el día 1 de este itinerario pagamos a un conductor de tuk tuk 15 dólares por el día completo (eso es por el vehículo no importa si eres 1 ó 4 personas ni cuanto te demores en cada lugar). Para el día 2 quedamos con el mismo chofer que le íbamos a pagar un poco más (20 USD). El precio más caro que pagamos fue 30 dólares aprox. para ir a Banteay Srie que está ubicado varios kilómetros más lejos. Saludos, Camboya te encantará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *