Rani Sati: El templo del suicidio

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasCuriosidades,India

En la ciudad de Jhunjhunu, ubicada en el noroeste de India, se encuentra el principal templo dedicado a las mujeres que han cometido sati (suicidio) tras la muerte de sus maridos. Su nombre es Shree Rani Sati Dadi Mandir aunque nos fijamos que también se refieren a él como Narayani Devi.

Si bien hay varios más con el mismo propósito, éste es especial por ser el más antiguo, de hecho se le conoce simplemente como “Dadiji” (abuela). Cuando estuvimos allí un religioso nos comentó que cada cierto tiempo peregrinos de todas partes del país vienen a adorar a una mujer en particular que, en algún momento entre el siglo XIII y XIV, cometió sati al ver morir a su amado.

La leyenda que encierra este templo

Se cuenta que Narayani Bai era una mujer que, incluso desde su vida pasada, había jurado cometer sati si fuese necesario.

Un día cuando estaba caminando con su marido de regreso a su pueblo, fueron atacados por parte del ejército de un tirano llamado Hissar. Ambos lucharon valientemente en el enfrentamiento contra los soldados, venciéndolos. Pese a ello el esposo quedó tan malherido que falleció apenas llegar a casa. Al verlo morir, Narayani Bai le pidió a un sirviente que preparara todo para ser cremada junto a la pira de su amado. Solicitó también que fuera recordada como Rani. Desde entonces se le conoce y adora con ese nombre.

Nuestra experiencia

Nosotros conocimos el lugar por casualidad pues no lo teníamos contemplado en nuestro viaje. Sin embargo, puedo decir que fue una grata sorpresa y lo recomendamos para quienes estén de paso entre ciudades del sector.

Nos contaron que en un principio el templo comenzó siendo unos pequeños montículos conmemorativos que, con el paso de los años, se fueron ampliando hasta convertirse en lo que es hoy en día, un complejo con varios pisos, poseedor de un gran salón hecho de mármol y dos patios rodeados de habitaciones las que, en algunos momentos del año, albergan a una gran multitud de peregrinos.

Según nuestra experiencia recomendamos fijarse en lo siguiente:

  • En primer lugar, Rani Sati (considerada una manifestación de la diosa Shakti) está representada marcialmente con un tridente. Vimos una estatua de ella junto a los dioses Ganesha, Shiva y Durga.
  • Otra cosa que nos gustó mucho fue el friso dibujado en una pared interior que relata la muerte de su esposo, su autoinmolación y la historia de la construcción del templo.
  • Destacamos un pasillo con estatuas de diversos dioses hindú en uno de los patios (lee 5 religiones en India).
  • Hay una placa conmemorativa que posee un listado de mujeres que han cometido sati en uno de los jardines.
  • Todas las fuentes de agua de los diferentes jardines son dignas de admirar.

Lamentablemente en el interior del edificio principal, lugar que guarda algunos de los elementos recién mencionados, no está permitido tomar fotografías. Afortunadamente en la entrada y patios colindantes sí se puede hacer uso de las cámaras fotográficas.


DATOS:

  • Ubicación: Chobari Mandi Colony, Jhunjhunu, Rajastán.
  • Transporte: Se puede acceder a la ciudad de Jhunjhunu por tren-express desde Delhi y Jaipur. El trayecto demora unas 6 horas desde Delhi y 5 horas desde Jaipur.
  • Horarios: funciona en dos bloques: de 5:00 hasta las 13:00  y de 15:00 a 21:30. Está cerrando entre las 13:00 y 15:00hrs.
  • Comida y Alojamiento: Hay un cantina en el interior del templo que ofrece un menú establecido a la hora de almuerzo por unas 40 rupias por persona (febrero 2016). Además, en su página web se puede reservar alojamiento para una de las habitaciones del templo.

¿Quieres ver más FOTOS? Revisa los álbumes de nuestro FACEBOOK


Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *