Cómo moverse en el metro de Moscú y San Petersburgo

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasRecomendaciones,Rusia

Siendo las dos ciudades más importantes y más turísticas de Rusia te interesará saber que la red de transporte subterránea de ambas es tan extensa que abarca prácticamente todos los sitios de interés así que, por ende, quizá no necesites otro medio de transporte mientras estés de visita.

Ahora bien, podría haber sido genial si las dos hubiesen usado el mismo mecanismo de pago, pero no todo es perfecto. Es por este motivo que aquí te señalamos (y mostramos) nuestras recomendaciones a tener en cuenta en cada ciudad.

También te recomiendo leer cuáles son las estaciones más bellas del metro de Moscú


Usando el metro en Moscú

El precio de un billete sencillo en el metro de Moscú es de 55RUB  (junio de 2018). Aunque aquí lo que te conviene, apenas llegar, es obtener una tarjeta Troika. Es súper útil, fácil de usar y sin duda con ella, a la larga,  ahorrarás tiempo y dinero.

¿Qué es la Troika?

La Troika es una tarjeta de plástico que cuesta 50RUB a la que puedes cargar dinero (hasta 3000RUB) para pagar el transporte público. Eso sí ten en cuenta que el precio de 50RUB que te cobran por la tarjeta es reembolsable, por si la quieres devolver.

¿Cómo la consigo?

Puedes comprarla en las taquillas dentro del aeropuerto o en cada estación del tren subterráneo. Una vez que pagues el depósito inicial, puedes recargarla en cualquier boletería de metro o en las máquinas automatizadas, estas últimas tienen la opción de cambiar el idioma a inglés.

¿Qué beneficios entrega la Troika?

La troika te permite pagar tu pasaje a un mejor precio (36RUB) que el del billete suelto. Además te sirve en los autobuses, trolebuses y tranvías por si necesitaras usar alguno.

Así también te cuento que esta tarjeta tiene incorporado un sistema inteligente que permite hacer uso de un viaje en metro e ilimitados viajes en autobuses en el transcurso de 90 minutos por el módico precio de 56RUB. De esta forma si te organizas bien podrías «ir en metro» y «devolverte en autobús» con lo que te ahorrarías algunos rublos.

¿Cómo funciona?

Para usarla sólo necesitas acercarla a los sensores de las puertas que dan acceso a las escaleras de ingreso a los andenes. En una pantalla te mostrará el cobro que te han hecho y acto seguido se abrirán las puertas eléctricas.

Te comento además que la troika no es una tarjeta personal, o sea si vas acompañado puedes usar la misma tarjeta para pagar varios pasajes.

Te dejo el link del sitio web oficial Metro Moscú por si necesitas más información.


Usando el metro en San Petersburgo

A diferencia de Moscú, el sistema en San Petersburgo funciona principalmente con fichas -o tokens– personales las que se pueden adquirir directamente pagando a las personas que atienden la billeterías como en las máquinas automáticas. Eso sí nos dimos cuenta que en esta ciudad es más usual usar las máquinas automáticas.

¿Cuánto cuesta?

El precio de un token es de 45RUB y esto te permiten hacer un viaje sencillo (sin combinar a otros medios de transporte).

¿Cómo funciona?

Después de adquirir tu token, basta con introducirlo en las ranuras de las puertas que separan las escaleras de acceso con el sector de billetería.

¿Hay otra opción además de los tokens?

Sí la hay. Si tienes pensado usar mucho el metro, la opción más conveniente es comprar una tarjeta de viaje específica de San Petersburgo llamada simplemente travelcard, la cual viene con un número prefijo de viajes y varía en precio según éstos. Por ejemplo la travelcard de 10 viajes en 7 días cuesta 355RUB. Nosotros no la probamos puesto a que no realizamos tantos viajes en metro durante nuestra estadía.

Aquí te dejo el link al sitio web oficial metro St. Petersburgo


Datos y recomendaciones en común:

  • El horario del metro depende de cada estación, aunque la mayoría va desde las 5:30am a 1:00am
  • Los niños menores de 7 años no pagan su pasaje.
  • Las líneas tienen un número y color específico, esto te ayudará a orientarte.
  • A diferencia de lo que estábamos acostumbrados, muchas señales en las estaciones están pintadas en el suelo.
  • Debes tener en consideración que algunas estaciones en común tienen diferente nombre según la línea de metro.
  • Los andenes de las estaciones están bajo tierra a mucha profundidad, por ende esperar parado en una escalera mecánica te puede tomar algunos minutos antes de llegar.
  • La gente en Rusia está acostumbrada a detenerse en el lado derecho al momento de bajar o subir las escaleras mecánicas, esto le da la posibilidad de adelantar por la izquierda a aquellos que vayan apurados.
  • Que no te sorprenda ver tantos inspectores u oficiales dentro de las estaciones, en los andenes y observando cámaras de seguridad en las escaleras.
  • Si llevas un bolso muy grande, algún inspector te puede solicitar pagar un pasaje extra para ingresar con él.
  • Hay conexión wifi gratis dentro del metro pero, pese a que pudimos acceder a internet, debo confesar que nos costó conectar y cuando pudimos, anduvo lentísimo.
  • La mejor recomendación que te podemos dar es que aprendas a «leer fonéticamente» las letras cirílicas (el alfabeto que se usa en Rusia) esto te ayudará muchísimo a reconocer rápidamente los nombres de las estaciones. A nosotros nos simplificó enormente nuestros traslados. Por ejemplo, si quieres ir a la estación «Kievskaya» basta con que veas en el cartel «Киевская».

Somos un blog afiliado a Civitatis. Te recomendamos revisar estas ofertas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *